Ahora que llega el calor y el sol parece que vuelve a salir, todos aquellos que tengais mascotas de color blanco acordaros de poner protección solar si van a pasar tiempo expuestos al sol. Son muy frecuentes las quemaduras en orejas, hocico y abdomen, pero son muy fáciles de evitar. Utilizar siempre un protector solar de alta graduación o pantalla total.